top of page

De la sostenibilidad empresarial a la sostenibilidad política




Hoy no basta preocuparnos por la sostenibilidad de la empresa, debemos preocuparnos por la sostenibilidad de la industria en la que trabajamos y la del país; para lograrlo debemos pensar en dar un paso adicional, ir de la sostenibilidad empresarial a la sostenibilidad política de nuestro país.

 

En la siguiente nota, les presentamos las reflexiones de nuestro Presidente del Directorio señalando la importancia de la sostenibilidad empresarial y del país.


De la Sostenibilidad Empresarial a la Sostenibilidad Política


Felizmente están lejanos los días en que los empresarios peruanos sostenían con ingenuidad que la economía y la política corrían por cuerdas separadas. No querían enfrentar lo inevitable, la política y la economía sí van de la mano. Su unión es inevitable y, como los ciberataques, no hay que preguntarse si va a ocurrir sino cuándo. Hoy estamos pagando las consecuencias.


Hoy vemos a empresarios preocupados por implantar en sus empresas el concepto de ESG (Entorno, Sostenibilidad y Gobierno) y vienen siendo exitosas en su implementación. Es posible que sigan existiendo empresas que no cuiden el entorno y que no tengan un adecuado gobierno corporativo; difícil pensar que una empresa pueda sobrevivir sin haber entendido lo que debe hacer para ser sostenible. Hoy no solo debemos preocuparnos por la sostenibilidad de la empresa, debemos preocuparnos por la sostenibilidad de la industria en la que trabajamos y la del país; para lograrlo debemos pensar en dar un paso adicional, ir de la sostenibilidad empresarial a la sostenibilidad política de nuestro país.

 

No es necesario entrar en política partidarista. Si somos capaces de implementar ESG en nuestras empresas, porqué no aplicar estos mismos conceptos a un entorno mayor? Estamos obligados a llevar estas prácticas hacia nuestros “stakeholders”, nuestros grupos de interés. Las razones son simples, la empresa no trabaja en solitario, necesitamos clientes, proveedores, colaboradores, reguladores generando una cadena virtuosa que si se rompe en uno de los eslabones todo el esfuerzo queda eliminado. No pueden existir empresas por largo tiempo en un entorno agresor y agresivo. Solo tenemos que comenzar a “pasar el mensaje” a los que están próximos a nosotros y los que están próximos a ellos.


Tenemos que revalorizar el concepto de empresario. Personalmente estoy cansado de ver en las noticias dándole el nombre de empresarios a personas que se dedican a mercaderes, explotadores, traficantes de mercaderías y servicios. La necesidad de planificar el futuro de las empresas se ha hecho cada vez más necesario, hemos definido Propósito, Misión, Visión, Valores, Objetivos y muy posiblemente hemos hecho una larga lista de acciones para cumplirlos. Los invito a relacionar las acciones con los Valores. Estamos realmente invirtiendo los recursos a la luz de los Valores que decimos que son los esenciales en nuestra empresa? Los Valores de nuestra empresa incluyen, además de los propios y directos, los que tienen que ver con la Sostenibilidad de nuestro país?

 

Es absolutamente necesario preocuparnos por la sostenibilidad de nuestro país y participar de este esfuerzo. Mantener una democracia sólida, en la que exista una mayoría de clase media ancha nos va a ser posible avanzar como país, como empresas y como personas en un entorno democrático. El sector privado es el responsable de la mayor parte de la inversión y el ahorro, y en ese sentido es el responsable natural de convertir a los habitantes en ciudadanos, comenzando con los que están cerca de nosotros, los colaboradores. Debemos de pasar de la democracia electoral a la democracia plena, por el bien de las personas, de las empresas y del país.

 

Quizás algunas personas se estarán preguntando qué hacer para “pasar el mensaje”. Les doy dos ideas, las dos tienen la característica fundamental de comunicarse con los grupos de interés. Es muy importante convencerlos de la necesidad de ir a votar. El ausentismo en las elecciones pasadas fue una de las razones por las que finalmente salió elegido Castillo; muchos prefirieron quedarse en la playa o en Miami. La segunda es sentarse a conversar unos pocos minutos con sus colaboradores  de manera informal sobre lo que está sucediendo en el país y que lamentablemente no sale publicado en muchos de los medios de comunicación. No se trata de imponer las ideas, se trata de compartir las nuestras. Este pequeño esfuerzo puede ser el inicio de una cadena que logre la sostenibilidad que tanto necesita nuestro país. Y, también, si desean involucrarse en gremios y hasta partidos políticos democráticos, las generaciones venideras se lo van a agradecer.

Comments


Transacciones recientes
bottom of page